Luce unos senos firmes y jóvenes como el primer día

0
148
Algunos consejos para el cuidado de los senos y que se mantengan firmes y tersos

Puede que el pecho sea la zona de nuestro cuerpo que más descontento causa entre las mujeres de cualquier edad y condición. Sin embargo, manteniendo un especial cuidado de los senos al menos lograremos lucirlos con un buen aspecto, independientemente de nuestra edad, su forma o tamaño.

Como siempre ninguna estamos contentas con lo que tenemos. Las que tienen el pecho pequeño desearían tenerlo más grande, y las que lo tienen grande lo preferirían más pequeño. Sin exceptuar a las que se implantan, que siempre lo verán pequeño aunque lo tengan grande.

Lo importante es que, sean como sean nuestros senos, se mantengan firmes y a ser posible conserven un aspecto juvenil.

¿Como saber el grado de flacidez de los senos?

La piel que cubre los senos es la más fina y sensible del cuerpo. Ante las variaciones de peso, desajustes hormonales, o simplemente por herencia genética, tiende a sufrir cambios que provocan estrías y el efecto de pechos caídos.

Medir el grado de flacidez de tus senos:

  1. Consigue un metro de costurera. Coloca el cero en la horquilla esternal, es decir, en el hueco que hay bajo la garganta donde se unen las clavículas.
  2. Lleva hasta el pezón el otro extremo de la cinta métrica.

Infografía con la que descubrir el grado de flacidez de tus senos

Grado de flacidez:

  • Si la medida está entre 19 y 21 cm entras dentro de la normalidad. No tienes los pechos caídos aunque siempre se podrá mejorar.
  • Entre 22 y 23 tienes flacidez leve o de grado 1.
  • Entre 24 y 28 sufres una caída moderada de las mamas o de grado 2.
  • Si superas los 28 cm te enfrentas a una flacidez severa o de grado 3.

Consejos para el cuidado de los senos

La etapa idónea para comenzar con el cuidado de nuestro de cuerpo es «cuanto antes mejor», o sea durante la adolescencia. No obstante si lo hemos ido dejando de un día para otro y nos hemos presentado en los cuarenta, tampoco pasa nada. Cualquier momento es bueno y nunca es tarde para mejorar nuestra apariencia física.

Doy por hecho que a todas nos gustaría lucir unos senos libres de caída o flacidez, que de paso desvíen la atención de la zona abdominal o las caderas, sobre todo a cierta edad. Machacarnos en el gimnasio es una opción que no todas valoramos, pero…

¡SORPRESA ! 😀 hay otra serie de prácticas para mantener el semblante de los senos que no conllevan tanto esfuerzo.

Importante la postura

Una terapia de diario con la que mantener nuestros senos bien firmes es permanecer atentas a la postura. La espalda recta y con los hombros hacia atrás, hará que sea el músculo pectoral el que aguante el peso y mantenga los pechos elevados. Por el contrario una postura encorvada hará que toda la carga recaiga sobre la piel.

Durmiendo boca abajo también deformas tus senos.

Toma duchas de agua fría

Al contrario que el agua caliente, que reseca la piel y causa flacidez, las duchas de agua fría mejoran la circulación sanguínea, previenen las estrías y la flacidez. Los músculos se contraen espontáneamente, lo que ayuda a tonificar y reafirmar los senos.

Durante la ducha sentirás tus pechos más grandes y firmes, pero no te emociones porque es una cosa temporal.

Mantén el pecho hidratado

Tras esa ducha fría es fundamenta continuar hidratando nuestro senos aplicando una crema corporal densa. Mediante un ligero masaje circular estimularemos la circulación sanguínea, acelerándola para que reparta los nutrientes y que no se acumulen toxinas.

De paso que hidratamos la piel eliminaremos células muertas, y aunque nada tenga que ver con la apariencia de nuestro pecho, ningún momento será mejor que este para realizarnos una exploración de mamas rutinaria.

Usa sujetador

Es cierto que el sujetador proporciona al pecho un apoyo extra y contrarresta los efectos de la gravedad, pero usarlo no evitará que tarde o temprano llegue el terrible desenlace.

El sujetador evita que los senos caigan por efecto de la gravedad y ayuda a mantenerlos cuidados

Una talla de sostén inadecuada puede causar efectos adversos en nuestros pechos. Si queda suelto no ofrecerá la sujeción correcta, y si aprieta demasiado producirá el efecto contrario al masaje.

Si lo usas para dormir y no utilizas uno especial, busca unos de tirantes anchos, que no tenga costuras ni refuerzos, y sobre todo que no oprima los senos.

La alimentación

Corre la leyenda de que la ingesta de almendras y otros frutos secos fomentan el crecimiento del pecho, pero lo que hacen realmente es engordarte. Por eso crecen, igual que el resto de tu cuerpo. ¿Si quieres puedes probar? 😉

Aquí no se trata de hacerlos crecer sino de mantenerlos firmes. Lo fundamental para el cuidado de lo senos es, como no podía ser de otra manera, llevar una dieta equilibrada constantenente. Para nada son recomendables las dietas milagro de adelgazamiento que solo aumentarán el problema con los cambios bruscos de peso.

Igualmente que adaptas tu dieta podrías intentar dejar algunos de esos malos hábitos que no solo afectan a la piel, como el alcohol y el tabaco, que contribuye muy negativamente en la elasticidad de la piel.

Protégelos del sol

Si la piel del pecho es la más fina y sensible del cuerpo, es con la que tendremos que tener más cuidado durante los baños de sol. No harán más que resecar esa zona y contrarrestar todo lo que hayas hecho hasta ahora.

Haz ejercicios que fortalezcan el pecho

Llega el temido momento de hacer deporte. Pero no te preocupes, nuestros amigos de Lumoweell nos enseñan mediante unos sencillos ejercicios, y sin sudar demasiado, cómo podemos conservar unos senos firmes y vigorosos por más tiempo.

Debes considerar el cuidado de los senos como otro tratamiento de belleza que podemos aplicarnos nosotras mismas. Ya has visto que no siempre hay que resignarse o recurrir a tratamientos más agresivos.

Luce unos senos firmes y jóvenes como el primer día
5 (100%) 6 votos

Deja tu comentario

Ingresa tu nombre
Por favor, escribe tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS

  • Todos las datos marcados con asterisco (*) son obligatrorios. Si no los indicas no podrás comentar en la revista.
  • Responsable de la revista: Ernesto Barrachina Rubio (Te lo cuento Magazine) +Info
  • Finalidad de los datos: Gestionar los comentarios que realizas en los artículos de la revista. +Info
  • Legitimación: Consentimiento de la persona interesada. +Info
  • Destinatarios: No se comunican los datos a nadie más. +Info
  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por la personja interesada.
  • Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Te lo cuento Magazine). Raiola está ubicado en la UE, con los niveles de protección adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Raiola.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos a través del correo hola@telocuentomagazine.com y tienes derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en esta página web: https://telocuentomagazine.com, así como consultar nuestra política de privacidad.