Disfrutar de un día en la playa aunque no te guste

2
259
Aprende a disfrutar un día de playa aunque no te guste

Disfrutar un día de playa será una misión imposible si eres de esa raras a las que no les gusta (entre las que me incluyo porque prefiero el río). Lo verás como una pérdida de tiempo, y estarás desando que termine cuanto antes.

No hablo de unas vacaciones a todo trapo en Punta Cana o en Ibiza (que ahí sí me apunto), me refiero a cuando una amiga te llama el día anterior y te invita a la playa.

Cómo ves el día de playa cuando no te gusta

Tienes la suerte de vivir en una ciudad costera, en la que ir a la playa cuesta tan solo unos minutos. Tu amiga del alma, a la que sí le gusta la playa, te invita a pasar el día con ella.

Llegáis a una playa abarrotada de gente en la que apenas hay unos pocos metros entre sombrillas.

Cuando por fin encontráis un hueco, ella sacas las toallas, mientras procura encontrar el ángulo perfecto para que el sol le dé de pleno. Puede que tú prefieras estar a cubierto bajo una sombrilla.

En una playa abarrotada también se puede disfrutar un día de playa

Os bañáis un rato, posiblemente entre bolsas de plástico y compresas. Intentáis jugar a las palas, pero te pasas el rato yendo y viniendo tras la pelota.

Cuando os cansáis, vuelta cara al sol como las lagartijas.

Os bañáis otro poco y decidís que es la hora de comer. Tu amiga saca unos bocadillos resecos que se mezclan con la arena por la fuerte brisa. Y otra vez cara al sol.

Al llegar a casa, los efectos del sol hacen que te sientas agotada sin haber hecho nada más que estar tumbada. Estás llena de arena, tienes el pelo reseco, te quema la piel y sobre todo tienes hambre. Además has perdido un día precioso que dedicar a otros menesteres.

Motivarte para ir a la playa aún cuando no te gusta

Para disfrutar un día de playa debes verlo como un día de relax total. Al final lo que cuenta es disfrutar de cada día como si fuera el último. Piensa que no vas a poder estar pendiente del WhatsApp, ni de las redes sociales, y que puedes dedicar ese día a ti. Total, mañana volverás a la rutina, y este trago va a ser tan solo por unas pocas horas.

Planifica hasta el último detalle para que sea lo más parecido a como te gustaría que fuese.

Planifica la comida

Comer en un restaurante te ayudará a pasarlo mejor en la playaUn día de playa da para mucho, así que poniéndolo como excusa, después del baño de sol puedes darte un capricho y comer en un chiringuito de la playa al que no irías durante el resto del año.

Si te decides por esta opción haz la reserva con antelación. Pregunta si disponen de terraza cubierta, semicubierta o sombrillas. Elige la zona donde prefieras comer sin consultar con tu amiga.

En cambio, si no quieres comer en uno de los restaurantes de la zona, puedes preparar la comida la noche anterior. Así no tendrás que madrugar para hacerlo ese día, que ya te adelanto que no será el más idóneo.

Prepara una comida fría como una ensalada de pasta. Vas a pasar unas cuantas horas allí, y una manera de entretenerse es distribuir las comidas para tener algo que hacer. Llévate unas frutas para media mañana.

Repartir las comidas hace más llevadero el día

Qué podrías llevarte para disfrutar un día de playa

Planificar hasta el último detalle es fundamental para que ese día sea más llevadero. Hay una diferencia substancial entre hacerlo y no hacerlo. Hay dos contenedores que te salvarán el día: una nevera portátil y el bolso de playa.

Qué llevar en la nevera portátil

  • Hielo.
  • Picoteo de aperitivo.
  • Comida.
  • Agua.
  • Refrescos.

Importante llevar mucho el hielo para la nevera de camping. Siempre estarás a tiempo de tirarlo a la vuelta, pero será difícil conseguir más si te quedas corta. Puedes comprar los cubitos en un supermercado o congelar botellines de agua el día anterior. Te recomiendo que hagas las dos cosas para mantener los refrescos y la comida fríos durante más tiempo.

Qué llevar en el bolso de playa

Si no eres de las asiduas a la playa es posible que olvides meter cosas importantes en el bolso. De toda la lista lo principal es el protector solar. Procura no olvidarlo.

  • Toalla.
  • Chanclas.
  • Gafas de sol.
  • Gorra o sombrero.
  • Protección solar.
  • Esterillas.
  • Reproductor MP3.
  • Vasos y cubiertos desechables.

Llevando algunos accesorios a la playa disfrutarás del día aunque seas de las que no le gusta la playa

Qué más puedo llevar a la playa para estar cómoda

Cuando sepas que vas a una playa en la que las tumbonas y sombrillas públicas sean muy demandadas, trae las tuyas de casa. Ocupan poco y puedes almacenarlas en un espacio reducido el resto del año ¿en el maletero del coche?

  • Mini mesa plegable.
  • Tumbona.
  • Sombrilla.

Contando con estos recursos te adelanto que tus perspectivas sobre el día de playa van a cambiar mucho a partir de ahora.

Lleva a la playa lo que necesites para estar lo más cómoda posible

Llega temprano para plantar tu toalla

Aunque tampoco te guste madrugar en tu día libre, hazlo ese día para encontrar la mejor zona donde instalaros. Recorrerás menos distancia cargada con los bártulos, porque habrás aparcado más cerca de la arena.

Qué hacer en la playa

En algunas playas encontrarás atracciones acuáticas más o menos extremas, por si no quieres pasar el rato haciendo castillos de arena: motos de agua, banana, patinesalquiler de bicicletas… todas destinadas a quienes sí les gusta la playa, y que ofrecen momentos muy divertidos.

Volviendo a nuestro caso en concreto, yo creo que una vez instalada y preparada para esa nueva experiencia, disfrutar un día de playa, puedes optar por no hacer nada, ¡que tampoco está nada mal!.

Tal vez sea el momento de empezar con ese libro que llevas tiempo queriendo leer (yo soy de esas), mientras escuchas tu música favorita. Entre la lectura, algunos remojones ocasionales, los picoteos, la comida y unos baños de sol mientras paseas por la orilla, se te pasará el día en un santiamén.

Aprovechando que cada vez hay más lugares en que se permiten, también puedes pasar un estupendo día de playa con tu perro.

Disfrutar de un día en la playa aunque no te guste
4.8 (96.67%) 6 votos

2 Comentarios

  1. Magnifico artículo, describe tal cual como me he sentido yo alguna vez, ya era hora que alguien rompiera el estereotipo de que a todas las chicas nos gusta ir a la playa y estar todo el día tomando el sol.

    • Estoy totalmente de acuerdo contigo Ana Belén.
      La verdad es que aunque parezca mentira no todo el mundo disfruta de la playa de la misma forma, como veo que nos pasa a las dos 😉
      Pero no pasa nada porque en la variedad está el gusto, así que no somos tan raras.

      Muchas gracias por leernos y por participar con tu comentario.

Deja tu comentario

Ingresa tu nombre
Por favor, escribe tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS

  • Todos las datos marcados con asterisco (*) son obligatrorios. Si no los indicas no podrás comentar en la revista.
  • Responsable de la revista: Ernesto Barrachina Rubio (Te lo cuento Magazine) +Info
  • Finalidad de los datos: Gestionar los comentarios que realizas en los artículos de la revista. +Info
  • Legitimación: Consentimiento de la persona interesada. +Info
  • Destinatarios: No se comunican los datos a nadie más. +Info
  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por la personja interesada.
  • Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Te lo cuento Magazine). Raiola está ubicado en la UE, con los niveles de protección adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Raiola.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos a través del correo hola@telocuentomagazine.com y tienes derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en esta página web: https://telocuentomagazine.com, así como consultar nuestra política de privacidad.