Tener gallinas como mascotas es tendencia

0
139
Poseer gallinas como mascotas es una tendencia que practican algunos famosos

Aunque mi intención no era tener gallinas como mascotas, ahora disfruto con ellas como si lo fueran.

Todo empezó cuando una amiga me regaló un par de ellas. Las tenía en su vivienda, un chalet en una urbanización próxima a mi residencia, en el que tuvo algunos problemas con sus vecinos.

Las reglas comunitarias prohibían determinados animales, y entre ellos las gallinas. Decían que son escandalosas y que portaban piojos. Pero bendita prohibición. Una mañana se presentó en mi casa con dos gallinas, y así empezó mi afición.

Ahora paso grandes ratos con ellas. Me gusta ver su comportamiento, controlar sus movimientos y sus posibles enfermedades.

Las gallinas como mascotas

La tenencia de una mascota no solo implica disfrutar su compañía, sino también de entenderla y atenderla en función de sus necesidades. Con las gallinas no tenía experiencia, así que me toco aprender lo referente a ellas desde cero.

Aprendí que se denomina pollito al recién nacido. Pollo, desde que tiene un par de semanas hasta que alcanza su madurez sexual, que es cuando se llama gallo (o gallina).

Que el gallo canta para determinar su territorio. Que defiende a sus gallinas, sobre todo cuando entras a recoger los huevos. Y que solo puede haber un gallo en el gallinero.

Las gallinas son unas madres muy protectoras

Mis primeras gallinas venían con el pico muy corto. Les hacía una cara muy simpática porque parecían tener labios. Más tarde, mi amiga me informó de que se los cortan en el criadero a fin de que no piquen (y se coman) los huevos. Las que nacen en mi casa mantienen la longitud completa del pico, y por el momento no he tenido ningún problema.

También aprendí que se quedan cluecas y dejan de poner. Desconocía el tiempo de incubación de los huevos. Ahora lo sé porque mi vecino, que tiene una incubadora, me pidió algunos fecundados y me informó de ello. Y de que necesitan un grado de humedad y una temperatura específicos. En una ocasión hasta me dio la oportunidad de ayudar a romper el cascarón de un recién nacido.

Desconozco si las famosas se han preocupado de aprender estas cosas sobre las gallinas, pero no es raro verlas presumir de sus gallinas mascotas en las redes sociales ¿Será la última tendencia y no me he enterado?

La casa de las gallinas

La primera semana que tuve las gallinas vivieron en el garaje. No os diré el desorden que produjeron hasta que encargué un gallinero para el jardín.

El gallinero es un espacio amplio, con sol y sombra, y con una parte techada (a ser posible transparente) que lo protege de la lluvia. En el suelo algunos bebederos y tolvas (comederos), además de contenedores para que construyan ponederos.

Las paredes son de malla metálica con agujeros de tamaño mediano. Lo suficientemente grandes como para que permitan la entrada a los pájaros locales. Es maravilloso escuchar sus trinos de buena mañana.

Tanto en el suelo como en los nidos en un principio puse paja. Sin embargo he confirmado que es mejor la arena, ya que la paja o la viruta son portadoras de bacterias. Además a las gallinas les gusta bañarse en polvo y tierra, es su particularidad de eliminar parásitos y acicalarse.

De lado a lado del gallinero, a media altura, disponen de un posadero donde duermen. El primer día que las vi me asusté, puesto que descansan sobre una sola pata y parece que están cojas.

En cuanto a la limpieza y atenciones, las gallinas necesitan de bien pocas. Un espacio libre de humedad y una buena alimentación.

Las gallinas pueden pasear libremente por el jardín

Alimentación y cuidados de las gallinas

El gasto en alimentación no es muy alto. Al principio solo les daba de comer pienso, pero ahora les he renovado la alimentación.

Vivo en una población que tiene mercado, así que solicito las hojas de lechuga y coliflor que desestiman los vendedores. El pan sobrante que me facilita el hornero, lo mezclo con salvado de trigo y un poco de agua haciendo una pasta. También consigo algunas frutas excesivamente maduras, o con poco atractivo para la venta.

Como a mí me gusta ver a las gallinas comer de mi mano, les abro la puerta de la jaula para que salgan a pasear por el jardín. Allí picotean brotes y hojas, y si tienen ocasión algún insecto o invertebrado.

Para los cuidados médicos, de vez en cuando, al tiempo que viene el profesional a vacunar a mis canes, realiza el control veterinario a las gallinas.

Interacción de las gallinas con personas y mascotas

Las gallinas tienen un carácter muy sociable y pueden convivir casi con cualquier animal. Mis dos perros que pesan cerca de 40 kg, comparten el jardín con ellas. No es raro ver a las gallinas intentar picar alguna mosca mientras los perros descansan.

Las gallinas no son capaces de volar grandes distancias, así que no hay problema de que salgan de la zona acotada. Grandes y pequeños disfrutan de acariciar a las gallinas o de alimentarlas con la mano. Eso sí, algún niño se ha llevado un buen susto cuando las gallinas se abalanzan sobre él para picotear sus zapatillas.

Existen multitud de razas y tipos de gallina que puedes tener en casa. Gallinas enanas, gigantes, ornamentales, híbridas… Incluso hay algunas razas menos sociables que otras, y por tanto menos recomendables como mascotas, como la gallina de guinea o pintada, que además de ser poco sociable es muy escandalosa.

Las gallinas guineanas son menos sociables, así que no se recomiendan como mascota

Ventajas de tener tus propias gallinas

¡No sabéis la alegría que me llevé cuando recogí los dos primeros huevos de mis gallinas iniciales!. Desconocía entre otras características, que las gallinas ponen un huevo al día. Durante los meses fríos dejan de poner, pero no me importa ya que los almaceno a tal fin.

Puedo concluir con que las gallinas dan más satisfacciones de las que imagináis. Junto con los buenos ratos que paso observándolas, dispongo de los huevos más sanos del mundo durante todo el año.

Actualmente tengo siete gallinas como mascotas. Las acompaña un gallo feliz que dispone de siete hembras, y no tiene competencia.

Tener gallinas como mascotas es tendencia
5 (100%) 3 votos

Deja tu comentario

Ingresa tu nombre
Por favor, escribe tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS

  • Todos las datos marcados con asterisco (*) son obligatrorios. Si no los indicas no podrás comentar en la revista.
  • Responsable de la revista: Ernesto Barrachina Rubio (Te lo cuento Magazine) +Info
  • Finalidad de los datos: Gestionar los comentarios que realizas en los artículos de la revista. +Info
  • Legitimación: Consentimiento de la persona interesada. +Info
  • Destinatarios: No se comunican los datos a nadie más. +Info
  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por la personja interesada.
  • Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Te lo cuento Magazine). Raiola está ubicado en la UE, con los niveles de protección adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Raiola.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos a través del correo hola@telocuentomagazine.com y tienes derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en esta página web: https://telocuentomagazine.com, así como consultar nuestra política de privacidad.