Cómo limpiar un consolador y otros juguetes eróticos

0
3161
Cómo higienizar y limpiar el consolador y los demás juguetes eróticos antes y después de usarlos

A ciertas alturas de la vida ya hemos perdido la vergüenza y no supone problema alguno presentarnos en un sex shop y comprar un juguete erótico. Ni tampoco compartir y disfrutar la experiencia con nuestras parejas. Pero lo que no tengo tan claro es que nos acordemos de lo más importante, limpiar el consolador o aquello que hayas comprado antes de usarlo por primera vez.

Limpiar el consolador antes de usar. La primera norma

El que compras en una tienda física lo habrá manoseado otra persona con el argumento de comprobar el tacto (yo también lo hago). Si no, al menos lo habrá tocado el personal de la tienda para mostrártelo, confirmar que no tiene defectos y, si se trata de un artilugio mecánico como un vibrador, verificar que funciona.

En caso de comprarlo en una tienda online, ya ni te cuento en qué condiciones puede haber sido manipulado y almacenado el juguete hasta llegar a tus manos.

Así que por higiene y sobre todo para evitar infecciones íntimas, lo primero que haremos es desinfectar el consolador antes de usarlo.

Importante higienizar limpiar consolador o juguetes eróticos antes y después de cada uso

Y es ahí cuando se nos presenta la duda: ¿cómo lavar un consolador?

Cómo limpiar un consolador

Antes de nada, indicar que el método de limpieza más adecuado lo determina el material con el que está fabricado el juguete sexual.

Encostarás juguetes eróticos blandos, duros, rosas, transparentes, texturados, lisos, con pilas, sin pilas, con mando a distancia, de forma anatómica, surrealistas, vaginales, anales, para chicos, para chicas, para los dos…

En definitiva, un sinfín de posibilidades en cuanto a usos, estilos y materiales que conllevan diferentes rituales de mantenimiento y limpieza.

Lo ideal es que leas las instrucciones del fabricante y/o preguntes sobre este tema al vendedor. Seguro que él o ella te recomendará algún toy cleaner o limpiador de juguetes sexuales adecuado para cada material.

Cuando la fecha de caducidad del producto de limpieza específico haya vencido o si en su momento decidiste no comprarlo, se puede limpiar el consolador con agua y jabón proporcionando la misma garantía de higienización.

Quita la batería antes de lavar o guardar el vibrador

Para conservar el juguete íntimo en perfecto estado, alargar su vida y sobre todo por higiene, seguiremos diferentes rituales de limpieza en función del material y del tipo del aparato del que estemos hablando: bolas chinas, dildo, plug, estimulador

Con algunos de los materiales ya estamos familiarizadas pero, sobre todo en los productos de gama alta, encontraremos materiales nuevo para nosotras o exclusivos de las marcas. Entonces recomiendo que la información para el lavado, higienizado y almacenado del juguete sexual la solicites en el punto de venta durante la compra.

Cómo limpiar un consolador o cualquier otro juguete erótico en función del material

Cuando el estimulador sea mecánico, es decir, lleva un motor y piezas móviles internas que giran o vibran, asegúrate de quitar las pilas. Ya que estás, observa también si tiene algún mecanismo interno con el que haya que tener especial cuidado durante la limpieza.

No es mala idea comenzar la limpieza del consolador quitando las baterías. Rutina que hay que hacer también al guardarlo.

Nunca utilices gel lavavajillas ni jabón antibacterias. El último de los mencionados contiene un agente antibacteriano y fungicida llamado triclosán, que además de ser tóxico para el medio ambiente puede provocarte desequilibrios hormonales y/o alergias.

Igualmente, tampoco están exentos de peligro los jabones perfumados, y por lo tanto nos limitaremos al uso de un jabón neutro para limpiar los chismes.

Limpiar e higienizar juguetes eróticos de material rígido

Los juguetes sexuales de material rígido no crean problemas de lavado y conservación. No son porosos, son bastante resistentes y algunos aceptarían lavarlos en el lavavajillas.

Aún así, recomiendo encarecidamente que no hagas porque expondrías el consolador a una temperatura elevada durante demasiado tiempo.

Plástico

Son los consoladores más baratos y fáciles de lavar, aunque también son los que con más facilidad se dañan. Usa agua templada y jabón neutro. Ten especial cuidado si llevan una cobertura cromada porque se pueden descamar.

Acrílico

Suelen rallarse con solo mirarlos y los reconocerás porque son transparentes. Trátalos como si fuera otro plástico más. Con estos dildos utiliza su mismo método de limpieza a base de agua tibia y jabón neutro.

Cristal

Los estimuladores de vidrio templado son tan fáciles de lavar como los de plástico o más. Usa agua caliente y jabón neutro. También puedes desinfectarlo hirviéndolo en agua durante unos segundos, o usando un paño humedecido en alcohol.

Metal

Sigue el mismo método de limpieza que con los consoladores de vidrio. Se pueden desinfectar con agua y jabón, esterilizar en agua hirviendo durante unos segundos o con una trapo mojado en alcohol, que es un gran antiséptico.

Debes limpiar consolador teniendo en cuenta el material del que está hecho

Limpiar juguetes sexuales de material flexible

Con los vibradores y juguetes flexibles hay que tener más cuidado, porque suelen ser porosos. De tal forma que pueden absorber agua y bacterias.

Por costumbre, debes ocultarlos de la luz cuando no los tengas en uso porque los materiales son fotosensibles, y con el tiempo se estropean con la luz.

Silicona

Aunque no lo creas la silicona de estos juguetes es el derivado de un cristal. En concreto es un elemento metaloide que se llama silicio y recordarás de la tabla periódica.

La silicona es un material resistente a la humedad y las altas temperaturas con una vida útil bastante prolongada. Puedes lavarlos con jabón neutro o hervirlos en agua, siempre y cuando no lleve mecanismos internos.

Gelatina Jelly

Estos juguetes de gama alta están fabricados de una espuma de PVC bastante flexible. No se pueden hervir, ni limpiar con alcohol, ni con nada que no sea agua y jabón.

Látex

El látex es un material natural que se extrae de un árbol. Es poroso, absorbe agua y se estropea con la luz. Lávalo con agua y jabón. Para su almacenamiento ocúltalos de la luz y la humedad, y espolvoréalos con polvos de talco.

Cómo proteger el hueco de las pilas y los botones de mi juguete erótico durante el lavado

Lo de lavar el juguete sexual bajo el grifo o desinfectarlo mediante un hervido es una gran idea, sobre todo si se trata de bolas chinas, plugs anales o dildos básicos.

Pero claro, si tiene pilas la cosa es bien distinta, y… ¿cómo lavar o hervir un juguete erótico si dañar las baterías o los botones expuestos?

Aquí entra en juego la lógica. Ya sabes que las pilas hay que quitarlas antes que nada. Para proteger los contactos metálicos que quedan en el interior, lo suyo es tapar el hueco con una bolsa de plástico sujeta con unas gomas elásticas.

Con una bolsa de plástico y unas gomas elásticas puedes encapsular el hueco de las pilas o proteger los botones de control

Igual que cuando te duchas con la pierna escayolada 🙂

Si no te ofrece garantías o no te quedas tranquila, es posible protegerlos aún más del agua rellenando el hueco de las pilas con más plástico. De esta manera será casi imposible que entre agua durante la limpieza.

En el caso de artilugios más complejos, como los conejitos rampantes (rampant rabbit) en los que los botones quedan expuestos, también tendrás que forrarlos.

¿Y después de la limpieza del vibrador?

Tras el lavado, deja que tu juguete se seque al aire. Si se te ocurre secarlo con un paño lo estarás contaminando de nuevo y pegando micropartículas en la superficie. No utilices el secador de pelo porque transportarás las bacterias de su interior a tu juguete y con ello a tus partes más íntimas. Además si son de látex los dañarás por la temperatura.

Para guardarlos hacerlo en su caja es una gran tentación, pero volvemos al principio, ¿qué condiciones higiénicas se han mantenido durante su fabricación?. Puedes comprar algunas bolsas para almacenar los juguetes de forma independiente, y en el caso de que uno se deteriore no afectará a los demás.

Estos cuidados mantendrán en perfecto estado tu consolador, vibrador o juguete erótico, y alargarán su vida. No obstante deberás renovarlos de vez en cuando, porque como todo, tienen una vida útil limitada. Cuando llegue el momento notarás cambios en el color, zonas resecas o que se vuelven pegajosos.

Deja tu comentario

Ingresa tu nombre
Por favor, escribe tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS

Todos las datos marcados con asterisco (*) son obligatorios. Si no los indicas no podrás comentar en la revista.

Responsable de la revista: Ernesto Barrachina Rubio (director de Te lo cuento Magazine). Finalidad de los datos: Gestionar los comentarios que realizas en los artículos de la revista. Legitimación: Consentimiento de la persona interesada. Destinatarios: No se comunican los datos a nadie más. Plazo de conservación de los datos: Hasta que se solicite su supresión por la personja interesada. Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (nuestro proveedor de hosting), ubicado en la UE con los niveles de protección adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Raiola. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos a través del correo hola@telocuentomagazine.com y tienes derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en esta página web: https://telocuentomagazine.com, así como consultar nuestra política de privacidad.

Tu comentario quedará pendiente de moderación por parte de la redacción. Vuelve en dos o tres días para ver nuestra respuesta y tu comentario publicados.

Muchas gracias por comentar ☺