Salsas chinas y japonesas con las que dar el toque oriental a tus platos veganos y vegetarianos

0
168
Las salsas chinas, japonesas y resto de orientales son válidas para aliñar platos de otras culturas

Hemos sido capaces de incluir en nuestra dieta ingredientes de procedencia oriental como la soja, el tofu o la tempura. Entonces ¿por qué no incluir también salsas chinas y japonesas, así como otras salsas de origen oriental para condimentar nuestros platos de diario?

Si eres de las mías, que estás harta de los condimentos clásicos y disfrutas con los nuevos sabores, me gustaría compartir contigo la lista de las que para mí son las mejores salsas chinas y japonesas. Condimentos esenciales para convertir platos sosos y aburridos en menús divertidos, originales y sabrosos.

Puedes disfrutarlas en crudo o cocinadas. Un chorrito de cualquiera de estas salsas basta para dotar a tus platos vegetarianos, veganos y carnívoros del toque oriental que tanto nos gusta.

Salsas chinas

Seguro que ya conoces alguna de estas salsas chinas, porque ¿quién no ha comido rollitos primavera, cerdo agridulce o arroz tres delicias alguna vez?

¡Pues que sepas que puedes combinar salsas orientales con platos occidentales para dotarlos de ese color y sabor tan especial!

En supermercados y comercios orientales puedes comprar cualquier tipo de salsa china
Salsas chinas de la imagen: salsa de soja dulce, salsa de soja, salsa agridulce, salsa de ostras, salsa Hoisin.

Salsa de soja china

Aunque existen más variedades de la salsa china por excelencia, los tipos de salsa de soja más conocidos son la “ligera”, la “oscura” y la “espesa”. Todas están basadas en la misma receta vegetariana a base de semillas de soja y harina de trigo, a la que se le añade algún ingrediente extra para cambiar el sabor.

No obstante, si no acudimos a comercios especializados y preferimos comprar las salsas del lejano oriente en supermercados tipo Mercadona, lo más normal es que encontremos solo dos tipos de salsa de soja: la dulce y la salada.

Salsa de soja salada (ligera)

La salsa de soja salada, está hecha para los paladares que disfrutan de los platos con más sabor. Por su gusto fuerte y salado no te recomiendo que salazones de más los guisos acompañados con esta salsa.

Echa unas gotitas como aderezo o un chorrito en un caldo o una salsa. Pruébala con marinados, salteados, sopas, salsas, arroces, soja texturizada, tofu o para sumergir sushi; aunque este dispone de su propia salsa de soja especial.

Salsa de soja dulce (oscura)

De las dos, la salsa de soja dulce es mi favorita. Por su sabor dulzón la uso con todo, ya sean platos de pasta, arroz, carne, pescado o verduras. Eso sí, por muy dulce que sea, tiene un intenso sabor a salsa de soja.

Te la recomiendo en marinados, salteados, arroces, pastas, sopas, salsa, estofados, tofu, carnes, verduras, soja texturizada…

Combina las dos salsas de soja o úsalas de forma independiente

Salsa de ostras

Oscura, espesa como la melaza, de potente sabor y con un toque bastante dulzón, la salsa de ostras es un buen aderezo para carnes, verduras, arroces y pastas.

Tiene un sabor mucho más suave que las anteriores, por lo que «puedes echar sin miedo». Yo la combino con la salsa de soja en marinados, salteados, barbacoas, asados, estofados, sopas y salsas.

Pero atención, que al llevar entre sus ingredientes extracto de ostras no es apta para veganos y vegetarianos.

Salsa agridulce

La salsa agridulce no solo acompaña a rebozados. Es una de las salsas orientales que puede complementar a una gran variedad de platos de carne o verdura

Si no la que más, una de las salsas chinas que más me gustan es la salsa agridulce. Una salsa que he intentado reproducir «sin éxito» muchas veces, y que no está muy conseguida en las tiendas occidentales. Solo la encuentro con su receta y sabor original en las tiendas de alimentación chinas.

Una receta totalmente vegetariana que no solo acompaña a rebozados. Funciona muy bien con arroces, pastas, carnes o verduras, y combina a la perfección con otras salsas orientales dulces y picantes.

Salsa ensalada china

El aderezo ideal para cualquier ensalada aunque no sea china, tiene la pega de que no se comercializa. Y hasta donde yo sé, la única forma de conseguirla es preparándola en casa, ya que más que una salsa es un aliño.

Es como el aceite, vinagre y sal de las ensaladas mediterráneas en versión oriental. Pero no te preocupes, que ya hemos hablado de ella y aquí te dejo la receta del aliño blanco de la ensalada china.

Salsa Hoisin

Por hacer un símil este es el kétchup chino, pero realmente es la salsa para el pato laqueado o pato estilo Pekín.

Muy espesa, intensa y agridulce tirando a dulce, te la recomiendo más para carnes que para verduras. Aunque al encontrarse entre mis salsas favoritas, yo la uso indistintamente con tofu, carne, pollo, verduras o pescado.

Pinta con la salsa Hoisin tus alitas de pollo, costillas, brochetas de pechuga, de verduras, patatas fritas o lo que se te ocurra, ¡porque está buenísima!

Salsas japonesas

Algunas de las salsas japonesas pueden acompañar a tus platos occidentales
Salsas japonesas de la imagen: salsa Teriyaki, salsa Tonkatsu, salsa Shoyu.

Las salsas japonesas junto con la gastronomía nipona en general son menos conocidas que las anteriores, pero poco a poco han conseguido integrarse en nuestra cultura. Por eso ahora ya no nos «suena a chino» términos como Wasabi o Wakame.

Que por cierto, quién te iba a decir hace un par de años que estos ingredientes de nombres tan pintorescos podrían comprarse en el supermercado más cercano 😉

Salsa Teriyaki

Equivalente japonés a la salsa pato Pekín pero un poco más “agri”, la salsa Teriyaki es una mezcla de salsa de soja y mirin; un tipo de sake destinado a la cocina, dulce y con menos alcohol que el de beber.

Igual que su «pariente china» te la recomiendo como sustituto nipón del kétchup o la mostaza. Sumerge en esta rica salsa carnes, hamburguesas, verduras, pescados, patatas o lo que quieras.

Salsa Tonkatsu

La salsa Tonkatsu es una salsa espesa, picante y afrutada que se elabora a base de frutas y hortalizas para acompañar rebozados. Todo apunta a que es una variación japonesa de la tradicional Salsa Inglesa o Worcestershire (la típica Lea Perrins).

Sustituye perfectamente a una salsa barbacoa y es ideal para platos a la parrilla de carne, pescado o verduras.

Salsa de soja japonesa (Shoyu)

Menos salada y de sabor menos intenso que la china debido a un proceso de elaboración diferente, permite saborear la delicadeza de los platos japoneses.

En esta salsa de la tierra del sol naciente también encontramos variedades con diferentes potencias de sal y sabor, como la Usukuchi Shoyu; salsa clara y potente, o la Koikuchi Shoyu; la tradicional de japón más oscura y menos intensa.

Otras salsas japonesas como la Sukiyaki, la Ponzu o la Tamari son variaciones de la original de soja, algunas elaboradas sin gluten y compatibles con la dieta específica de las personas celiacas.

Las sojas japonesas son las mejores salsas para sumergir crudités de verdura, carne, pescado o tus recetas de falso sushi, y aportarle a tus platos ese sabor tan característico.

¡Atención a las cantidades, porque las salsas de soja japonesas siguen teniendo un sabor muy potente!

Otras salsas orientales interesantes

Las amantes de los sabores penetrantes y el picante encontramos en las salsas asiáticas las versiones que más harán arder nuestro paladar, y posiblemente nuestro estómago.

La salsa Satay es el complemento perfecto para las brochetas de pollo, carne, pescado o verduras

Salsa Satay

Desde indonesia llega la salsa Satay o de cacahuetes, es ácida, dulce, salada y picante al mismo tiempo. Puedes utilizar esta salsa para mojar pollo, carne o pescado.

Salsa Sriracha

Picante y agridulce por estar elaborada a base de guindillas y vinagre, la salsa Sriracha es de las más utilizadas en Tailandia.

Ideal para aderezar pescados, verduras, pollo, carne y hamburguesas. ¡Pero mucho ojo! porque con una sola gota de la salsa super picante será más que suficiente.

Thai Sweet Chili Sauce

De esta siempre tengo en la nevera, puesto que la venden en el supermercado de mi barrio. La salsa de chile dulce tailandesa no se pasa de picante, pues no pica más que un alioli no demasiado fuerte.

Uso un chorrito como toque especial en sopas y salsas, así como con verdura a la plancha, carnes o pescados. Me encanta mojarla con las patatas fritas.

Dónde comprar las salsas orientales auténticas

Las salsas japonesas y chinas ya no son difíciles de conseguir, porque prácticamente las venden en cualquier supermercado o gran superficie que se precie. Incluso verás alguna de marca blanca, que ofrece la misma calidad y sabor un «tanto occidentalizado» que las salsas orientales originales.

Aunque puestos a elegir, si tienes posibilidad compra la original.

Las salsas de las mejores marcas, o por lo menos las más conocidas, las consigo en los comercios de alimentación oriental. Si no tienes ninguno a mano, siempre te quedan las tiendas online.

Marcas de salsas chinas y japonesas recomendadas

Las marcas de salsas orientales de mejor calidad tienen distribuidores por todo el mundo, por lo que son fáciles de conseguir

Para finalizar y para que puedas comprar las salsa de los mejores fabricantes, te nombro algunos de los mejor considerados.

Lee kum kee

El que más variedad de salsas tiene y fácil de reconocer por el oso panda que utiliza en algunas de sus etiquetas. Es el fabricante de referencia de todos los tipos de salsa de soja china, de la salsa de ostras, de la salsa Hoisin que más me gusta y de la Sriracha.

Aiko

El fabricante de la marca blanca de las salsas de soja Hacendado es austriaco, pero ha sabido conseguir el auténtico sabor oriental.

Kikkoman

Fabricante por excelencia de las delicadas salsas de soja japonesas, Teriyaki, Ponzu… Dispone entre sus productos de una salsa de soja Tamari sin gluten.

¿Ahora que conoces todas estas salsas chinas y japonesas, vas a resistirte a darle el toque oriental a tus platos carnívoros, veganos o vegetarianos?

¡No olvides contarme tu experiencia!

Salsas chinas y japonesas con las que dar el toque oriental a tus platos veganos y vegetarianos
5 (100%) 5 voto[s]

Deja tu comentario

Ingresa tu nombre
Por favor, escribe tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS

  • Todos las datos marcados con asterisco (*) son obligatrorios. Si no los indicas no podrás comentar en la revista.
  • Responsable de la revista: Ernesto Barrachina Rubio (Te lo cuento Magazine) +Info
  • Finalidad de los datos: Gestionar los comentarios que realizas en los artículos de la revista. +Info
  • Legitimación: Consentimiento de la persona interesada. +Info
  • Destinatarios: No se comunican los datos a nadie más. +Info
  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por la personja interesada.
  • Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Te lo cuento Magazine). Raiola está ubicado en la UE, con los niveles de protección adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Raiola.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos a través del correo hola@telocuentomagazine.com y tienes derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en esta página web: https://telocuentomagazine.com, así como consultar nuestra política de privacidad.