Tipos de aceite vegetal con los que compartes tu día a día

0
157
Si te preguntas cuántos tipos de aceite vegetal existen, la respuesta la encontrarás en el artículo de Te lo cuento Magazine donde te proporcionamos esta información

Al escuchar la palabra aceite el primero que nos viene a la mente es el de oliva, pero además de este extraordinario óleo existen otros tipos de aceite vegetal con los que compartes tu vida y que deberías conocer.

Con algunos ya estarás familiarizada porque son los aceites vegetales más utilizados en la cocina doméstica. En cambio, otros apenas los conocerás por las controversias que suscitan, como el de palma o el de colza. Incluso habrá alguno del que no conozcas su existencia y sin embargo consumes a diario.

¿Qué es el aceite vegetal y de dónde se obtiene?

El aceite vegetal se define como una “sustancia grasa líquida, insoluble en agua y con menor densidad que esta, formada por compuestos orgánicos grasos que se obtiene del prensado de las semillas o los frutos de ciertas plantas”.

Como dato adicional añadiría a la definición que además de ser muy buenos combustibles porque arden con facilidad, los aceites vegetales son comestibles. Y que las palabras comestible o vegetal no los libran de que unos sean menos beneficiosos que otros.

Algunos aceites vegetales, comestibles o no, se extraen con disolventes

1. Aceite de Algodón

LAs semillas del algodón están en sus flores, y con ellas se crea el aceite de algodón

El aceite vegetal por excelencia en EEUU se extrae prensando las semillas de la planta del algodón (Gossypium herbaceum) y lo encontrarás en margarinas, conservas o batidos.

Tóxico antes de su refinado pero rico en vitamina E, ácido linoleico y palmítico (como la cera de abejas), el aceite de semillas de algodón se usa en la elaboración de jabones, detergentes y productos cosméticos.

Puedes utilizarlo como aceite base de tus mascarillas faciales caseras y otros tratamientos de belleza corporal.

2. Aceite de Maíz

De las semillas de maíz se obtiene el aceite vegetal de maíz

Es la grasa resultante del prensado del gérmen del grano de maíz (Zea mays). La parte donde se almacena la mayor parte de la grasa de esta planta.

El aceite de maíz es uno de los aceites vegetales más utilizados en las freidoras domésticas y en la industria. Y con él se elaboran alimentos procesados, margarinas, cremas, jabones y tratamientos para el cuidado del cabello.

A nivel nutricional contiene ácido linoleico, vitamina E y reduce el colesterol, pero no aporta otros nutrientes significativos.

¿Sabias que al ser tan barato y como buen combustible que es, los derivados de este aceite vegetal son la base de la producción de biodiesel?

3. Aceite de Cacahuete

De las semillas de cacahuete o maní se extrae el aceite de cacahuete

Caro y muy valorado en la cocina asiática, el aceite de cacahuete o maní (Arachis hypogaeano) carece de colesterol, es rico en ácido oleico, vitamina E y B, así como en minerales… y también en calorías.

Se utiliza en salsas, mayonesas, aperitivos, dulces y frituras. Si tienes pensado preparar la salsa de la ensalada china en su versión más oriental y auténtica, este es el tipo de aceite vegetal al que debes recurrir.

Entre los beneficios que nos ofrece destacar que tiene suaves propiedades laxantes y disminuye el azúcar en sangre. Si nos decidimos por usarlo sobre la piel, sirve como aceite base de cosméticos, es hidratante y antiinflamatorio.

4. Aceite de Soja

De las semillas de la soja se elabora el aceite de soja y otros aceites de semillas

El aceite de soja (Glycine maxes) es el aceite vegetal de mayor producción mundial y por tanto el aceite más utilizado en la industria.

Rico en ácido oleico, linoleico, vitaminas K y E, y con alto contenido en Omega 3 y 6, es beneficioso para los hipertensos. Reduce los niveles de colesterol (gracias a la lecitina) y con ello es un preventivo para las enfermedades cardiovasculares.

Como el trébol rojo, la soja contienen isoflavonas que equilibran los niveles hormonales, por eso su consumo está indicado durante la menopausia.

Además de en tu cocina, el aceite de semillas de soja se emplea en la industria alimenticia para elaborar margarinas, frituras o pastelería industrial.

Por sus ilimitados beneficios para la piel, en cosmética forma parte de la formulación de cremas hidratantes, antioxidantes, reafirmantes, antiarrugas…

5. Aceite de Cártamo

Con las semillas que hay en las flores de cártamo se fabrica un aceite vegetal

Un aceite con una concentración altísima de ácido linoleico. Un ácido graso esencial que el organismo no puede crear por sí solo y que necesita para su funcionamiento.

El aceite de alazor o cártamo es una grasa vegetal muy cara, extraída de las semillas de Carthamus tinctorius y utilizado industrialmente tanto en la fabricación de margarinas, como de pinturas oleosas; en las que sustituye al aceite de linaza por soportar mejor el paso del tiempo.

Muy parecido al aceite de girasol, tiene un alto valor nutricional y puede usarse para freír o como aceite de mesa.

6. Aceite de Girasol

Con las semillas de girasol se produce el aceite de girasol. Uno de los aceites vegetales más consumidos

El de girasol es con diferencia el tipo de aceite vegetal de mayor consumo en Europa.

A diferencia de otros, el aceite de semillas de girasol (Helianthus annuus) extraído de las pipas que tanto nos gustan, tiene mayor cantidad de ácido linoleico que de oleico, además de vitaminas A, D y E.

Un potente antioxidante y regenerador celular que nos protege de la acción de los temidos radicales libres y que, gracias a su riqueza en colina y ácido fenólico es beneficioso para el sistema cardiovascular.

Fácil de absorber por nuestra piel, en cosmética es válido como humectante, como apoyo a los tratamientos antiacné, hidratante, acondicionador natural y suavizante del cabello.

7. Aceite de Canola

Con las flores de canola se elabora el aceite de canola o colza

Un aceite de origen vegetal de lo más controvertido con partidarios en ambos extremos. Unos lo definen como el aceite del corazón y otros simplemente como un mal invento.

El aceite de canola, nabina, raps o colza (Brassica napus) se obtiene mediante procesos industriales; se dice que a partir de semillas transgénicas, en una «versión mejorada» del aceite de colza que tan mal recuerdo trae de los 80.

Tiene un bajo contenido de ácidos grasos saturados, contiene vitaminas E y K, y es el aceite vegetal con mayor número de moléculas de Omega 3. De sus derivados se obtienen jabones, plásticos, insecticidas y biodiesel.

8. Aceite de Sésamo

De las semillas del sésamo o ajonjolí se extrae el aceite de sésamo

Conocido como aceite de ajonjolí (Sesamum indicumeste), este aceite de semillas es rico en ácidos oleico y linoleico, así como en tocoferol; con un comportamiento similar a la vitamina E. Por lo que es utilizado en suplementos vitamínicos y como antioxidante.

Presente en la lista de alérgenos más comunes, el aceite de sésamo es utilizado para la fabricación de margarinas. No se recomienda para freír pero sí como potenciador de sabor.

A nivel cosmético puedes emplearlo como aceite base para tus esencias favoritas, como exfoliante, hidratante, desmaquillante o aceite de masajes.

9. Aceite de Linaza

Con las semillas del lino se fabrica el aceite de linaza. Un aceite vegetal usado en pintura y ebanistería

El aceite de linaza se obtiene de las semillas de la planta del lino (Linum usitatissimum) y es el aceite con menor utilidad en la cocina, aunque tiene propiedades beneficiosas.

Destacamos que protege la piel frente a las quemaduras y el acné, tiene un alto porcentaje de Omega 3, previene de las enfermedades mentales, es antiinflamatorio, aporta grandes cantidades de fibra y es idóneo para regular el colesterol.

Tradicionalmente ha sido utilizado en la industria del metal y la madera, aunque con el tiempo se ha sustituido por el aceite de cártamo, que no amarillea con el tiempo.

En cosmética lo encontrarás en cremas para la piel y el cabello.

10. Aceite de Palma

De la fruta de la palma se extrae el aceite de palma

De todos los tipos de aceite vegetal, el de palma es el aceite más utilizado en el mundo y también el aceite más polémico.

Tiene un alto contenido de ácidos grasos saturados, con lo que podremos deducir que no es para nada saludable. Lo que pasa es que es una grasa vegetal barata que justifica su uso generalizado en productos y subproductos alimenticios y cosméticos.

Lo encontrarás a diario en tu cesta de la compra camuflado con otros nombres con los que intentan confundirte: aceite de palmiste, sodium palmitate, estearina de palma, palmoleina, manteca de palma, por su nombre científico Elaeis guineensis y un largo etc.

Además de estar asociado con el cáncer, las plantaciones para el cultivo del fruto que da lugar al aceite de palma supone la deforestación previa de los bosques de indonesia.

11. Aceite de Nuez

De las nueces o semillas del nogal, se extrae el aceite vegetal de nuez

El aceite de nueces (Juglans regia) tiene una alta concentración de PUFAs; los ácidos grasos poliinsaturados que tan beneficiosos son para nuestra salud, mucha vitamina E y nada de colesterol.

Es un excelente aceite vegetal con grasas del tipo Omega nada recomendable para las frituras; porque los PUFAs citados generan aldehídos tóxicos al calentarse demasiado y porque su precio es elevado.

Lo ideal es tomarlo crudo en ensaladas y aliños para disfrutar del buqué a este fruto seco. Y así te beneficiarás de sus propiedades laxantes y antiinflamatorias.

De forma tópica es emoliente, suavizante e hidratante, y es otro de los aceites vegetales que puedes utilizar como base para tus cosméticos homemade.

12. Aceite de Almendras

Con las semillas del almendro se fabrica el aceite de almendras

Para mí el aceite de almendra (Prunus dulcis) es el “aceite vegetal esencial”. Muchos de los ungüentos y jabones que preparo llevan este ingrediente como base principal.

Utilizado en la cocina, sin embargo tiene otras aplicaciones interesantes relacionadas con el mundo de la belleza y el bienestar. Contiene Omegas, vitaminas A y E, es hidratante, anti estrías, anti acné, antioxidante, exfoliante, renegara la piel, el cabello…

13. Aceite de Coco

De los cocos, que son las semillas del cocotero se produce el aceite de coco

Por su alto contenido en grasas saturadas existen discrepancias sobre si su consumo es bueno o no para la salud. Pero lo que es cierto es que el aceite de coco con toda su grasa ayuda a incrementar los niveles de colesterol bueno.

Valido en la cocina y en la mesa, el aceite extraído de la semilla del cocotero (Cocos nucifera) ofrece una ayuda frente a ciertas patologías neurodegenerativas y combate bacterias, hongos e infecciones.

Es antioxidante, hidratante, protector de la piel y el cabello. Actúa contra el acné y se usa como desmaquillante y protector para los rayos UVA.

14. Aceite de Oliva

De las frutas del olivo se saca el aceite de oliva

No podemos olvidar en esta lista de tipos de aceite vegetal a nuestro tesoro nacional, el oro líquido o aceite de oliva. Una grasa de origen vegetal extraído del fruto del olivo (Olea europaea) que originó el término aceite. Pues viene de la palabra aceituna (oliva) en una lengua semítica.

Integrante fundamental de la Dieta Mediterránea, el aceite de oliva es por descontado el aceite más consumido en España. Ya no solo porque seamos responsables de la mitad de la producción mundial, sino porque ¿qué le pondríamos al gazpacho andaluz, al pan con tomate o a las ensaladas valencianas para que tuvieran ese sabor tan característico?

Por destacar algunas de sus propiedades, el aceite de oliva regula el colesterol, retrasa el envejecimiento, mejora la circulación, el tracto intestinal, el sistema inmune, nutre la piel, el cabello, es antioxidante… pero tal vez este sea mejor explicar todo esto en un artículo más completo sobre el aceite de oliva virgen extra y sus beneficios.

¿Existen más aceites “vegetales”?

Claro que sí. Hay aceites de pepitas de uva, de cáñamo, de semillas de palma (diferente al de la fruta), de avellana, de ricino, de calabaza, de amapola, de germen de arroz, de árbol de té… Y sus usos principales son los combustibles, la industria, los piensos animales, la cosmética y el consumo humano.

Se puede extraer aceite vegetal de casi cualquier planta. De las semillas, frutas, hojas, flores, raíces o troncos. Por prensado, maceración, destilación, mediante disolventes, por microondas… pero no siempre serán aceites vegetales en su más pura definición.

Según el proceso para su obtención resultará un aceite vegetal o aceite esencial. El primero es una grasa y el segundo es más como una sustancias aromática volátil.

¿Conoces otros tipos de aceite vegetal que no hayamos nombrado?

Tipos de aceite vegetal con los que compartes tu día a día
5 (100%) 4 voto[s]

Deja tu comentario

Ingresa tu nombre
Por favor, escribe tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS

  • Todos las datos marcados con asterisco (*) son obligatrorios. Si no los indicas no podrás comentar en la revista.
  • Responsable de la revista: Ernesto Barrachina Rubio (Te lo cuento Magazine) +Info
  • Finalidad de los datos: Gestionar los comentarios que realizas en los artículos de la revista. +Info
  • Legitimación: Consentimiento de la persona interesada. +Info
  • Destinatarios: No se comunican los datos a nadie más. +Info
  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por la personja interesada.
  • Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de Te lo cuento Magazine). Raiola está ubicado en la UE, con los niveles de protección adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Raiola.
  • Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos a través del correo hola@telocuentomagazine.com y tienes derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en esta página web: https://telocuentomagazine.com, así como consultar nuestra política de privacidad.